lunes, 2 de octubre de 2017

Clasificación de planetas


La Federación Unida de Planetas utiliza un sistema de clasificación para los planetas en función de la distancia a su estrella, edad, superficie o atmósfera.
Esta clasificación se realiza mediante un código de letras en el que un planeta totalmente habitable se simboliza con la letra M; y mientras más se aleja un planeta alfabéticamente de esta clase, más hostil es para el desarrollo de la vida de forma natural (vida que puede basarse en el carbono, o en otras bioquímicas).

Con el suficiente esfuerzo y sacrificio las diferentes especies, aunque buscan mundos habitables sencillos de colonizar, pueden asentarse en prácticamente cualquier lugar mediante la construcción de colonias en las condiciones mas opuestas a la vida.

La inmensa mayoría de los planetas de la galaxia no poseen ninguna vida. La vida que se indica para cada planeta es el tipo de lo que puede evolucionar en él de forma natural, óptimamente.

Clase A: Geotérmico

    Edad: 0-2 mil millones de años
    Diámetro: 1,000 - 10,000 kilómetros
    Posición: Ecosfera / Zona Fría
    Superficie: Parcialmente fundido
    Atmósfera: Principalmente compuestos de hidrógeno
    Evolución: Se enfría para hacerse Clase C
    Formas vida: Ninguna
    Ejemplo: Gothos

Clase B: Geoinactivo

    Edad: 0-10 mil millones de años
    Diámetro: 1,000 - 10,000 kilómetros
    Posición: Zona Caliente
    Superficie: Parcialmente fundido, alta temperatura.
    Atmósfera: Sumamente tenue, pocos gases químicamente activos.
    Formas vida: Ninguna
    Ejemplo: Mercurio

Clase C: Geoinerte

    Edad: 2-10 mil millones de años
    Diámetro: 1,000 - 10,000 kilómetros
    Posición: Ecosfera / Zona Fría
    Superficie: Baja temperatura superficial.
    Atmósfera: Ninguna
    Formas vida: Ninguna
    Ejemplos: Plutón, Psi 2000

Clase D: Asteroide Luna

    Edad: 2-10 mil millones de años
    Diámetro: 1,000 - 10,000 kilómetros
    Posición: Zona Caliente / Ecosfera / Zona Fría; encontrado principalmente en órbitas de planetas
más grandes o en campos de asteroides
    Superficie: Estéril y con cráteres
    Atmósfera: Ninguna o muy tenue
    Formas vida: Ninguna
    Ejemplo: Luna (Sol IIIa), V Lunar (Bajor VIIe)

    Asteroides de gran tamaño. Por debajo de ellos, los asteroides que no categorizan como clase D puede dividirse según su composición en varios tipos, por orden de frecuencia; Carbonáceos (C, rocas de carbón, silicatos, arcilla, lodo o agua helada, y algunos metales, principalmente hierro y niquel. Son oscuros, de color carbón, por lo que son dificiles de ver a simple vista), Silicatos (S, rocas minerales, compuestas por silicio, oxígeno, y otro elemento que suele ser hierro y magnesio. Su superficie tiende a ser brillante y reflectante, se confunden fácilmente con los asteroides de tipo M. Pueden contener hierro, niquel, plata, oro mezclado con la roca), o Metálicos (M, ricos en hierro y níquel y ocasionalmente platino, oro, iridio, y uranio). Estos son el 98% de los asteroides, pero hay mas tipos para ese 2% restante.

Clase E: Geoplástico

    Edad: 0-2 mil millones de años
    Diámetro: 10,000 - 15,000 kilómetros
    Posición: Ecosfera
    Superficie: Fundente, alta temperatura superficial
    Atmósfera: Hidrógeno y gases reactivos
    Evolución: Se enfría para convertirse en Clase F
    Formas vida: Ninguna, o unicelulares
    Ejemplo: Excalbia

Clase F: Geometálico

    Edad: 1-3 mil millones de años
    Diámetro: 10,000 - 15,000 kilómetros
    Posición: Ecosfera
    Superficie: Erupciones volcánicas debidas a altas temperaturas internas
    Atmósfera: Compuestos de hidrógeno
    Evolución: Se enfría para convertirse en clase G
    Formas vida: Ninguna, o unicelulares
    Ejemplo: Janus VI

Clase G: Geocristalino

    Edad: 3-4 mil millones de años
    Diámetro: 10,000 - 15,000 kilómetros
    Posición: Ecosfera
    Superficie: Todavía en cristalización
    Atmósfera: Dióxido de carbono, algunos gases tóxicos
    Evolución: Se enfría para convertirse en clase K, L, M, N, O, o P
    Formas vida: Unicelulares
    Ejemplo: Vega Delta

Clase H: Desértico

    Edad: 4-10 mil millones de años
    Diámetro: 8,000 - 15,000 kilómetros
    Posición: Zona Caliente / Ecosfera / Zona Fría
    Superficie: Árido, poca o ninguna agua superficial
    Atmósfera: Posibles gases pesados y vapores metálicos
    Formas vida: Limitada a vegetal
    Ejemplo: Rigel XII, Tau Cygna V

Clase I: Gigante gaseoso

    Edad: 2-10 mil millones de años
    Diámetro: 140,000 - 10 millones de kilómetros
    Posición: Zona Fría
    Superficie: Tenue, con compuestos gaseosos de hidrógeno; irradia el calor
    Atmósfera: Sus zonas varían en temperatura, presión y composición; posible vapor de agua
    Formas vida: Aérea, basadas en hidrógeno o hidrocarbonos
    Ejemplo: Q'tah, Jupiter

Clase J: Gaseoso

    Edad: 2-10 mil millones de años
    Diámetro: 50,000 - 140,000 kilómetros
    Posición: Zona Fría
    Superficie: Tenue, con compuestos gaseosos de hidrógeno; irradia algún calor
    Atmósfera: Sus zonas varían en temperatura, presión y composición
    Formas vida: Aérea, basadas en hidrógeno
    Ejemplo: Saturno

Clase K: Adaptable

    Edad: 4-10 mil millones de años
    Diámetro: 5,000 - 10,000 kilómetros
    Posición: Ecosfera
    Superficie: Estéril, poca o ninguna agua superficial
    Atmósfera: Fina, dióxidos sobre todo de carbono
    Formas vida: Posible
    Ejemplo: Marte, Mudd

Clase L: Marginal

    Edad: 4-10 mil millones de años
    Diámetro: 10,000 - 15,000 kilómetros
    Posición: Ecosfera
    Superficie: Rocoso y estéril, poca agua superficial
    Atmósfera: Oxígeno/argón, concentración alta de dióxido de carbono
    Formas vida: Limitada a vegetal
    Ejemplo: Indri VIII

Clase M: Terrestre

    Edad: 3-10 mil millones de años
    Diámetro: 10,000 - 15,000 kilómetros
    Posición: Ecosfera
    Superficie: Agua superficial abundante; si cubre más del 80 % de su superficie, es Clase O o P
    Atmósfera: Nitrógeno, Oxígeno, y otros elementos
    Formas vida: Si, abundantes especies
    Ejemplo: Tierra, Vulcano, Cardassia

Clase N: Reductor

    Edad: 3-10 mil millones de años
    Diámetro: 10,000 - 15,000 kilómetros
    Posición: Ecosfera
    Superficie: Temperatura alta superficial por efecto invernadero; el agua existe sólo como vapor. Mas de 500ºC
    Atmósfera: Dióxidos sumamente densos, de carbono y sulfuros
    Formas vida: Excepcionalmente, probablemente aérea
    Ejemplo: Venus

Clase O: Pelágico

    Edad: 3-10 mil millones de años
    Diámetro: 10,000 - 15,000 kilómetros
    Posición: Ecosfera
    Superficie: El agua líquida cubre el 80 % o más de la superficie
    Atmósfera: Nitrógeno, Oxígeno, otros elementos
    Formas vida: Posible
    Ejemplo: Argo

Clase P: Helado

    Edad: 3-10 mil millones de años
    Diámetro: 10,000 - 15,000 kilómetros
    Posición: Ecosfera
    Superficie: El hielo cubre el 80 % o más de área de la superficie
    Atmósfera: Nitrógeno, Oxígeno, otros elementos
    Formas vida: Posible
    Ejemplo: Antigua III

Clase Q: Variable

    Edad: 2-10 mil millones de años
    Diámetro: 4,000 - 15,000 kilómetros
    Posición: Zona Caliente / Ecosfera / Zona Fría
    Superficie: Gamas de fundiente y/o de hielo de dióxido de carbono, órbita excéntrica o variable a su estrella
    Atmósfera: De tenue a muy densa
    Formas de vida: Excepcionalmente
    Ejemplo: Génesis

Clase R: Errante

    Edad: 2-10 mil millones de años
    Diámetro: 4,000 - 15,000 kilómetros
    Posición: Espacio interestelar
    Superficie: Puede ser templado debido a ventilación geotérmica
    Atmósfera: Principalmente volcánica
    Formas vida: Excepcionalmente
    Ejemplo: Dakala

Clase S: Supergigante gaseoso

    Edad: 2-10 mil millones de años
    Diámetro: 10-50 millones de kilómetros
    Posición: Zona Fría
    Superficie: Tenue, de compuestos gaseosos de hidrógeno; irradia considerable calor
    Atmósfera: Sus zonas varían en temperatura, presión y composición; posible vapor de agua
    Formas vida: Aérea, basadas en hidrógeno

Clase T: Pseudoestrella

    Edad: 2-10 mil millones de años
    Diámetro: 50-120 millones de kilómetros
    Posición: Zona Fría
    Superficie: Tenue, de compuestos gaseosos de hidrógeno; irradia considerable calor
    Atmósfera: Sus zonas varían en temperatura, presión y composición; posible vapor de agua
    Formas vida: Aérea, basadas en hidrógeno

Clase Y: Demonio

    Edad: 2-10 mil millones de años
    Diámetro: 10,000 - 50,000 kilómetros
    Posición: Zona Caliente / Ecosfera / Zona Fría
    Superficie: Temperaturas mayores a 250°C
    Atmósfera: Turbulenta, saturada de sustancias químicas tóxicas y radiación termiónica
    Formas vida: Extrañas (Cristales vivientes, estados líquidos o gaseosos)
    Ejemplo: Tholia



Se habrá observado que algunas de estas clases planetarias son familias, con varias categorías similares entre sí.

Clases A y C. Protoplanetas que evolucionan sin llegar a convertirse en mundos con ecosistema. Sus condiciones hacen que su actividad geotérmica termine sin desarrollarse como planetas de otro tipo.

Clases E, F y G. Planetas jóvenes. Protoplanetas que evolucionan hasta convertirse en mundos de otra clase (incluyendo el M). La presencia en la ecosfera, y los gases reactivos en la atmósfera es lo que diferencia un clase A de un clase E.

Los planetas A, E, F y G (en menor medida) son planetas en formación. No son habituales en una galaxia de 14.000 millones de años. Pueden encontrarse por circunstancias, pero lo normal es que los planetas en formación solo aparezcan en los brazos de la galaxia.

Clases J, I, S y T. Planetas gaseosos. Los planetas S y (especialmente) T son los titanes entre los planetas, raras joyas del universo.

Clases O y P. Planetas acuáticos. Cubiertos por completo o casi por completo por agua, líquida (Clase O) helada (Clase P).

Clase Y, X y Z. Planetas demonio. Las clases X e Y se mantienen reservada para nuevos modelos planetarios de planetas demonio donde las condiciones de la superficie no concuerden con ninguna de las otras categorías reconocidas. Estos mundos serán todavía mas hostiles y letales a la vida humanoide. Si la vida se desarrollase en estos mundos, tendría que tomar formas extrañas que en los clase Y, como estados basados en dimensiones, o energía.

Esta nomenclatura no recoge categorías U ni V.

Los planetas situados en la ecosfera son los menos habituales, lo habitual es que los planetas se ubiquen en la zona fria o caliente de su estrella, estar en la ecosfera es lo menos habitual. Si nos fijamos, la clasificación se centra mucho en planetas de la ecosfera, lo que puede ser interesante para una Federación centrada en la interculturalidad y el contacto con nuevas especies, pero los planetas mas frecuentes serán por orden las clases D, B, Q y H en la zona caliente, y en la zona fria D, C, Q, J, H, e I.


La clase no lo es todo

Es necesario hacer notar que dentro de esta casificación, varias variantes son posibles para el narrador, p.ej, Vulcano es un mundo de clase M, aunque pareciera un planeta desértico clase H. Vulcano tiene agua en superficie, y su atmósfera no tiene gases como los clase H, por lo que siendo un clase M, podría parecer un clase H.
Un planeta desértico situado en la zona caliente, podría ser un desierto árido, mientras que otro situado en la zona fría de su estrella, podría ser un páramo helado... en el que no habrá agua que congelarse y por tanto será un desierto rocoso gélido, que no deja de ser un planeta tipo H.

Un mundo de clase M podría contener humanoides, y otro también, pero con diferentes atmósferas, cada uno debiera respirar unos gases diferentes para sobrevivir, incompatibles con la otra especie. Las atmósferas regulan también la temperatura, afectando a las temperaturas en mundos del mismo tipo según aparezca o no atmósfera.

Cualquier planeta, según su tamaño y núcleo tendrá una gravedad diferente en cada caso, lo que hace que para dos planetas del mismo tipo, su habitabilidad y experiencia sea diferente. Lo mismo se aplica a la presión del planeta.

Otra cuestión es también su órbita, cuanto tarda en girar alrededor de su estrella (su año), sobre si mismo (su día ¿mas largo que su año?), y su eje e inclinación (como son sus estaciones, si su sol sale por el este o el oeste...)

De forma casi decorativa, (pero que debe aprovecharse para nuestras construcciones de mundos) podemos contar también con la cantidad y cercanía de sus lunas, afectando a la visibilidad durante la noche y las mareas, con su corteza, pudiendo jugar con terremotos o geiseres, con las lluvias y corrientes de viento de su atmósfera, o con radiaciones del planeta, que pueda afectar a la electrónica, asesinar tejidos vivos, o tener efectos variados ...

Es decir, parámetros diferenciadores dentro del tipo, son la atmósfera, temperatura, gravedad, radiaciones o la órbita, entre otros.

No seas antropocéntrico

Star Trek enfatiza las razas humanoides, pero sería recomendable que el master enfatizase otro tipo de especies inteligentes no humanoides, así como especies humanoides que deban usar sistemas de respiración fuera de su atmósfera y demás, para reflejar toda esta diversidad.